4 “NO CONSEJOS” PARA SOBREVIVIR A LA NAVIDAD Y NO ARREPENTIRTE EN 2017, por Andrea Arnáiz dietista-nutricionista Burgos

Santa Claus drinking sherry and eating a cookie by the fireplace and Christmas tree
No seas como papá Noel…”total, por una galletita tampoco pasa nada”

Seguramente, a estas alturas del mes de diciembre y con la navidad a la vuelta de dos días ya hayas leído todo tipo de consejos para no ganar esos kilos de más que cada año te sueles llevar como recordatorio de que este año si que si, pero ya si que si pierdes peso y retomas el gimnasio.

Te los sabes todos: que si servirte todos los entrantes en el plato para poder visualizar bien lo que comes, que si comer sin pan, que si comer más despacio y masticar bien para sentir cómo te vas saciando poco a poco.

Quiero darte algunos “no consejos” que espero te hagan repensar en tu manera de comer y de vivir las navidades.

-No te levantes de la mesa con pesadez. Recuerda cómo te sentiste la última vez que lo hiciste: tienes que desabrocharte el botón del pantalón para que no te moleste, necesitas estar encogido o tumbado para aliviar el malestar…¿Realmente merece la pena? Antes de llegar a ese estado, piensa si el siguiente dulce que cojas es porque te apetece realmente, o porque te han puesto la bandeja delante y te cuesta resistirte.

-No dejes que el consumismo sin sentido entre en tu mesa. Qué es lo que te gusta de la navidad, ¿reunirte con las personas que son importantes para ti, o comer percebes a más de 100€ el kg? ¿De verdad es necesario que compres turrón el día 15 de noviembre, si sabes que no es navidad hasta un mes y medio después y además te darán cesta en el trabajo? Si todavía estás a tiempo, planifica un menú con alimentos de temporada a precios razonables y de ser posible, introduce un buen hábito o truco de cocina que hayas aprendido este año para poder enseñar a tus familiares.

-No abuses del alcohol. Probablemente tengas que conducir después de la cena. Además, es posible que quieras dar un buen ejemplo a tu hijo adolescente. En estos dos casos, resulta indiscutible justificar el consumo de alcohol. En otras circunstancias, valora si lo que te aporta ese gin-tonic o esas copas de champán es tan importante como para que eches por tierra todo tu trabajo de estos últimos meses con respecto a tu salud y tu peso.

-No te olvides de lo bien que te sienta hacer deporte. Tú ya conoces esa sensación, no hace falta que te hable de ella. Quizá tengas vacaciones estos días, aprovecha ese tiempo para reunirte con la gente que no ves muy a menudo, pero también para hacer planes de ocio saludable: ir a hacer alguna ruta de senderismo, salir con las bicis, ir a la piscina o salir a correr. No solamente te ayudará a combatir los excesos navideños, si no que además te mantendrá, en la medida de lo posible, dentro de tu rutina.

En definitiva, se trata de no olvidarte por completo de tu rutina y del esfuerzo invertido hasta ahora si estabas tratando de perder peso. No seas como papá Noel, que total, sólo se come una galletita en cada casa…

Deja un comentario

Navigate

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR